Páginas

28 de junio de 2013

¿DE QUÉ ME SIRVE GANAR TODO EN LA VIDA?

Para qué nos sirve vivir si tenemos que morir?.
He nacido sin saber quien soy. Me encuentro en medio de un mundo que evoluciona sin parar.
Puedo distinguir mi yo y lo demás, mi yo y los demás. Veo plantas que se siembran, nacen, se desarrollan,
producen frutos. Seguidamente vuelve a repetirse el ciclo con nuevas simientes. Veo animales que viven
conmigo, les cojo afecto, se reproducen, se hacen viejos y mueren. Veo familiares, amigos, vecinos,
personas....que pelean por conseguir el pan nuestro de cada día, que tienen un puesto en la sociedad, que están contentas, que tienen problemas, que son felices... y un día mueren. Veo que mueren niños, adultos, mayores, ancianos....  La persona mayor que conozco tiene ciento cinco años.
Tengo una casa que ántes ha sido de otros, cultivo unas fincas que ántes han sido de otros, visito lugares que
ántes han visitado otros.  Estoy metido en esta rueda de la vida y tengo sesenta y seis años. He vivido como uno de tantos: pertenezco a una familia de gente trabajadora, he estudiado con los Padres Agustinos Recoletos, he trabajado en varias empresas, me he casado, he tenido hijos... mi  afición es la música. Soy lo que se puede considerar un hombre afortunado.  Pero, ahora que miro atrás, eso que he hecho y eso que he sido son recuerdos , como si hubieran sido un sueño; y los sueños, sueños son. Me queda seguir viviendo día a día hasta que sea y morir .  Otros seguirán viviendo en mi casa, cultivando mis fincas, visitando los lugares que yo he visitado.... y seguirá el ciclo de la vida.
¡Qué desilusión ! Yo que me considero algo importante, que estoy fuerte, aunque voy de capa caída, como se suele decir. No me creo que pueda seguir la vida sin mí, que salga el sol igual que hoy, que la sociedad siga con los mismos anhelos y con los mismos problemas que hoy. Sin embargo, tengo la experiencia diaria de que así será. Todos los días nacen y mueren personas y la vida sigue.
¿Qué puedo hacer?.... Nada. Tan sólo acatarlo tal y como es... Es desesperante....
Pero, soy católico y como tal creo que esta evolución no termina en la muerte, que seguimos viviendo y seguimos evolucionando como personas (seres únicos e independientes), siendo esta vida actual  tan sólo un paso hacia otra vida más perfecta y mejor. Así, ya respiro. ¡Qué susto!
Los que han pasado en esta vida por el momento de la muerte, ya están viviendo en ese otro momento.
No han desaparecido, sino que siguen viviendo según el ciclo marcado por Dios. Luego, yo también seguiré
ese ciclo y daré el paso de la muerte , pero sin morir como persona. Seguiré esa evolución que Dios nos ha marcado a cada uno de nosotros. Esto ya es otra cosa. Así sí da gusto vivir porque nuestro futuro no está en esta vida, sino en la otra. Nuestro destino no es la muerte, sino el seguir viviendo por siempre. Por tanto, esta vida es simplemente y nada menos que un capítulo de nuestra existencia.
La muerte?.... Es el final de este capítulo y el principio del siguiente.
¡¡GRACIAS, SEÑOR!!.