Páginas

16 de agosto de 2016

BUSCANDO OTRAS RAZONES

Conversando con un amigo sobre Dios y sobre el mundo, creo que es interesante intentar razonar un planteamiento desde un punto de inicio personal con el fin de que el tema no sea  abstracto e impersonal, siendo algo que nos afecta directísimamente.
Parto de mí mismo y de mi entorno  para que cada cual lo personalice.
Yo, ahora mismo,  estoy aquí, existo.  Hace unos años, estaban conmigo mis padres, mis abuelos, mi hijo, amigos, más familiares, conocidos etc... estaban como yo ahora, existían como yo ahora. Ya no están. Dentro de 15, 20,  25 años... mi otro hijo estará pensando quizás como  yo ahora: Mi padre estaba conmigo y ahora no está....¿Qué ocurre a corto plazo, 15, 20, 30 años? Estas son las soluciones que me interesa ver y que me afectan más directamente. El pensar cómo fue la creación del mundo, cómo ha ido evolucionando a través de millones y millones de años, son temas muy interesantes; pero, nuestro periodo de vida es muy corto e indeterminado. Luego,  nos interesa buscar en nuestro alrededor, en nuestro tiempo, por así decirlo.
¿Qué apoyo tengo en mi existencia? ¿ Dependo sólo y totalmente de mí?
Mis padres me engendraron, sin conocerme ni elegir ni consultarme. Comencé a estar aquí, a existir.
Llevo existiendo 69 años. Si dependiese sólo y totalmente de mí, no tendría el problema de hasta cuando. Igual que,  si mis antepasados hubieran dependido sólo y totalmente de ellos, tan poco hubieran tenido el ahora ya no estar aquí conmigo.
Si observamos,  desde lo más pequeño hasta lo más grande todo está siguiendo un orden, una dependencia: átomo, minerales, gases, plantas, animales, personas, planetas, universo...Todo sigue un orden y una dependencia; pues, las plantas no pueden vivir sin luz y sin calor.... Los animales no pueden vivir sin oxigeno,sin luz, sin calor, sin comida.... Y sin embargo, todo eso no depende de sí mismo para que eso siga existiendo. Hay un orden y una dependencia entre las cosas;pero, sin autonomía. Vemos que las especies desaparecen, que los elementos tienden a agotarse, que las estrellas se apagan, que las personas ya no están con nosotros.... porque nada de todo esto tiene autonomía para permanecer en sí mismo.
¿Estamos destinados a desaparecer y a volver a la nada?
Partiendo de la premisa de que en lo micro y en lo macro existe un orden y una dependencia de elementos, sin existir autonomía de esos elementos, es evidente que ese orden y dependencia no es posible que sea por una casualidad. Luego "Algo" es la causa del orden entre las cosas  y ese "Algo" es independiente de todo ese universo micro y macro, al que nosotros pertenecemos; siendo, a su vez, el que mantiene la existencia, dependencia y orden de las cosas en todo momento. Por lo tanto, el que mantiene la evolución de cada uno de los elementos existentes, desde el principio hasta el fin.
Siendo ese "Algo", vamos ya a llamarlo Dios, la Causa con autonomía, la Causa necesaria, siendo independiente de toda la creación, ¿qué razón hay para pensar que las personas, elementos de la creación mimadas por Dios, tengan que volver a la nada cuando dejan de existir en esta vida?
Dios ha creado a la raza humana como seres personales, con libertad de actuación y, por tanto, con responsabilidad. Esta responsabilidad no tendría ningún valor ni ningún sentido de ser, si tiene que desaparecer en el momento en que desaparezca la persona. Con este concepto de responsabilidad, estamos metiendo a la persona en un campo fuera de lo material, en un campo moral, inmaterial.
Dios, al estar por encima de todo y organizándolo todo, está también organizando ese campo moral de la persona, ese campo inmaterial. Luego, cuando la persona muere físicamente, sigue existiendo en ese mundo inmaterial dirigido y organizado por Dios y participando de esa Causa Necesaria que confirma nuestra existencia en El por siempre.