Páginas

23 de diciembre de 2016

¡MUCHAS FELICIDADES, SEÑOR!

Hace 2016 años, naciste, Señor, como hombre; pues, como Dios, no tienes principio porque Tú eres el principio y la causa de todo. Naciste como hombre para enseñarnos el Amor, para enseñarnos a amar. Tú cambiaste la ley del talión por la ley del amor.  Tú nos enseñaste con tu doctrina y con tu ejemplo de vida que nos habías creado para juntarnos contigo en el Amor y participar por siempre de Tu Felicidad.
Tú, Señor, nos nombraste hijos de Dios, por tanto, hermanos tuyos y de todos los demás humanos.
Tú, Señor, has hecho con nosotros una gran familia en la que todos somos participantes, siendo Tú nuestro Hermano mayor.
Tú, Señor, nos acompañas y nos cuidas como buen Hermano nuestro durante toda nuestra vida;
pero, no solamente durante nuestra vida aquí en la tierra, Tú sigues manteniendo unida esta familia  tuya y nuestra en el cielo. Sigues creando nuevos hijos en esta tierra y sigues con ellos en el cielo.
Señor, estos días celebramos tu cumpleaños  y como hermanos tuyos te queremos felicitar y pedirte que nos des tu bendición, a la vez que agradecerte que cuides de nosotros por toda la eternidad.
No los podemos ver, pero, dales, Señor,  tu bendición y nuestro recuerdo a nuestro hermanos que, como Tú, nos han precedido en la tierra.

GRACIAS,  SEÑOR, Y MUCHAS FELICIDADES DE PARTE DE TODOS TUS HERMANOS QUE TE QUIEREN. ¡ FELIZ CUMPLEAÑOS!