Páginas

3 de abril de 2016

¡COMO ATRAE EL PODER!

Situación curiosa la que estamos viviendo en España después de las elecciones.
Hemos votado democráticamente para indicar a los políticos que deseamos que nos gobiernen en los cuatro próximos años y nos encontramos que a los políticos que hemos votado para que nos lleven por un camino correcto en los próximos años, ni siquiera se ponen de acuerdo para formar gobierno.
Hemos dividido tanto el campo político que todos o cada uno se considera con derecho a presidir ese gobierno e intentan llegar a acuerdos con cualquier grupo, aunque sean de ideologías contrarias. Lo importante parece que sea el conseguir los apoyos suficientes para encabezar ese próximo mandato.
Lo curioso es que todos dicen que están mirando al bienestar de la sociedad y que su punto de vista primero es los ciudadanos. Para ello prometen subidas de salarios, subida de pensiones, bajada de impuestos, puestos fijos de trabajo, vivienda.... Esto es un arte de magia. Si no aumenta la demanda, cómo van a aumentar los puestos de trabajo fijos en las empresas?. Si no aumentan los puestos de trabajo y bajan los impuestos, cómo van a subir las pensiones? Si una familia no trabaja, cómo va a tener una vivienda?.... Piensan sacar todo del sombrero?.  Magia pura. Por otra parte, si se destruyen los valores de la persona, si se ataca a todo lo que suene a religión, si se intenta destruir a la familia, si no se respetan las leyes.... Esto ya es más preocupante. ¿Qué está fallando en nuestra sociedad?
¿Será, quizás, nuestro egoísmo o nuestra apatía para los intereses  comunes ó, quizás, nuestro desentendimiento de las necesidades de los demás?....
Si la finalidad con la que hemos votado es para que nuestra sociedad prospere tanto en plan general como en plan individual, sabemos que los caminos pueden ser variados; pero, quizás, lo de menos sería qué partido presida el gobierno, sabiendo que, cualquiera que sea va a legislar para todos los ciudadanos, procurando corregir errores que nos han llevado a situaciones de deterioro y abriendo camino hacia una sociedad mejor y más fuerte . Hasta ahora parece que nos hemos atascado en qué partido va a gobernar, por no decir, en qué individuo va a presidir el gobierno; aunque , por los manejes y pactos que se hagan con partidos de tan distintas ideologías, resulte un gobierno utópico, totalmente ingobernable.
Respeto a todos los que no estén de acuerdo con esta mi forma de pensar y deseo con todo mi corazón que esta situación se soluciones pronto y para bien. De todas formas, la situación política de nuestra sociedad española es complicada y preocupante. No puede ser tan difícil ponerse de acuerdo si todos, como dicen, intentan lo mejor para España y los españoles. Pero, quizás, y en este escrito estoy poniendo demasiados quizás, sean sólo palabras.
La sociedad se fundamenta en la familia, la familia,  en sus individuos y lo fundamental del individuo son sus valores morales e intelectuales.