Páginas

2 de mayo de 2015

LA FRONTERA :BLANCO/NEGRO

Normalmente consideramos como frontera a una línea que separa un lugar de otro, una región de otra, un país de otro...¿Cual es la frontera que separa el cielo del infierno?.
Es evidente que tiene que existir tal frontera ya que son dos realidades totalmente opuestas.
El cielo es un... lo que sea ( lugar, estado personal, situación...) de premio por una vida vivida.
El infierno es igualmente un... lo que sea(lugar, estado personal, situación...) de castigo por una vida vivida.
Son dos... lo que sea totalmente distintos: en uno la situación es de premio y en el otro es de castigo;
en uno la situación es de bienestar, de felicidad, de paz... y en el otro  de pesadumbre, malestar, intranquilidad....
¿Es un lugar físico, una estado personal o una situación igualmente personal? Eso es lo de menos. Lo importante esa de que son dos "lo que sea" :uno de premio y el otro de castigo. Por expresarlo de otra forma: uno blanco y otro negro.
Voy a contar algo que , quizás pueda aclarar un poco lo que digo:
Se murió un amigo y estaba pensando dónde estaría. Por la noche tuve un sueño curioso: había llegado mi amigo a una como aldea oscura, muy pobre y con muchas necesidades. Los habitantes eran  un tanto  extraños: pero, desde que llegó mi amigo se sintió querido por todos y muy bien acogido. Era, como digo, un lugar oscuro, pobre, con mucho que hacer para mejorarlo; pero donde se sentía el cariño de sus habitantes y una inmensa tranquilidad. De forma que mi amigo dijo: Voy a ayudar a esta gente. En ese momento me desperté del sueño y comprendí que mi amigo había conseguido el cielo porque donde había llegado había realmente amor y preocupación por ayudar a los demás.
Aquí termina este relato; pero, pensemos: Si hay amor es un signo de Dios, si hay buena convivencia desinteresada con los demás, es un signo de Dios y si se respira bienestar, paz y tranquilidad, es un signo de Dios, es un signo de cielo.
En el infierno no puede haber amor, porque si hubiese amor, no sería tal infierno ya que podría haber  paz , bienestar y tranquilidad , consecuencias del amor.
Luego, la frontera entre el cielo y el infierno está en el amor.Como decía San Agustín :"Ama y haz lo que quieras". Si actúas con amor, todo lo harás bien. Si no hay amor, aunque tengas todas las cualidades que puedas imaginar, de nada sirve. El amor es lo que marca la frontera entre el bien y el mal, entre el cielo y el infierno.