Páginas

30 de diciembre de 2014

UNA SOCIEDAD CON MUCHOS PROBLEMAS

Estamos a punto de finalizar el año 2014. En estos días abundan los resúmenes de las noticias
más importantes vividas durante estos últimos trescientos sesenta y cinco días. En la calle nos saludamos con un"feliz y próspero año nuevo". Lo mismo que en la navidad todos nos hemos saludado con una " Feliz navidad". Pero, el tiempo vuela, la navidad pasa, la noche vieja da lugar al nuevo año ... y sigue el 2,3,4... de Enero. Nuestro saludo cambia: Hola, qué tal?.... El tiempo sigue
pasando sin parar y nosotros seguimos viviendo nuestra vida diaria. Aquellos deseos de navidad y
año nuevo se han quedado en simples palabras de cortesía. No ha cambiado nada. Únicamente nuestro saludo. Pero todo lo demás  sigue igual.
Nuestros problemas personales de trabajo, dinero, salud... vuelven a ser nuestra obsesión de cada día.
 ¿Quizás la sociedad sea la que cambie?... Mismas mentiras, mismos enfrentamientos en todos los estatus, mismos egoísmos, mismas ambiciones...Tampoco la sociedad ha cambiado.
 Y nos damos cuenta que la sociedad se compone de personas : yo, tú, nosotros, todos.... Los mismos que cuando nos saludamos en navidad o en año nuevo lo hacíamos con esos deseos de  felicidad, prosperidad y paz... de cortesía. Palabras vanas, sin sentimiento ni convencimiento, de cortesía.  Y nos sentimos derrotados, perdemos la ilusión de una sociedad mejor, más justa, menos corrupta y más sincera. Nos encontramos casi sin esperanza de cambio.
¿Qué se puede hacer? nos lamentamos, yo no soy nada, estoy rodeado de intereses contrarios a mis deseos, de necesidades que no sé por donde comenzar a solucionarlas, de tantas y tantas cosas que no me dejan ser yo mismo....Aquí tenemos que comenzar.
La sociedad se compone de personas. Este conjunto de personas está formado por muchos "Yo"
y sobre ese "Yo", sí tengo posibilidades de cambiarlo, porque ese yo es mi persona y mi persona tiene influencias directas sobre sí misma e indirectas sobre las de los demás.
Si nos proponemos el cambio de la sociedad, tiene que ser sobre la base de nuestro propio cambio. Lo mismo que se dice que una manzana podrida pudre a todas las del cesto, igualmente nuestro mejoramiento en nuestra persona, influye y mejora a los de nuestro alrededor. Luego, los cambios
los tenemos que comenzar en nosotros mismos. Y para que el cambio sea duradero, tiene que ser
convencido y constante. En un día no lo notamos, ni en una semana ni en un mes... pero seguimos trabajando en nosotros mismos y, un día, nos damos cuenta que hemos mejorado en nuestra forma de ser, en nuestro trato con los demás y que los demás también han cambiado y han mejorado con nosotros y entre ellos... Hemos conseguido cambiar la sociedad.
Este año próximo es un año duro para la sociedad española. Tenemos la política que es un lío, que no sabemos qué partidos son buenos y cuales no lo son, tenemos la corrupción que arruina nuestra economía, la falta de trabajo que hace que nuestras familias no puedan llegar económicamente  a final de mes, tenemos el aumento de la pobreza de nuestra clase media y baja.... Son muchísimos los problemas a los que este año nos enfrentamos, son demasiados. Pero no nos podemos quedar con los brazos cruzados y sin hacer nada. Comencemos por lo que tenemos a mano para actuar, comencemos por nosotros : yo, por mí; tú por tí e intentemos ser constantes o, por lo menos, comencemos a cambiar yo y tú un poco todos los días del año.
El próximo año notaremos quizás también el cambio de nuestra sociedad.

FELIZ Y PROSPERO AÑO NUEVO  A TODOS,  DE CORAZÓN Y CON SINCERIDAD.