Páginas

27 de septiembre de 2013

¿QUÉ PASA?

Estamos quizás demasiado acostumbrados a oír esta expresión de " ¿qué pasa? ".
Cuando somos jóvenes, lo que nos importa es que pase rápidamente un día y llegue el
siguiente para ver qué nuevas hay. Sin embargo, cuando se nos ha caído el pelo ó lo que
nos queda de él es de color blanco, ya no estamos deseando que pase el día y llegue el siguiente
para ver qué novedades nos trae. Queremos que el tiempo se ralentice y que no pase tan rápido.
Me apura un poco ver lo rápido que pasan los días, los meses, los años.... Me decepciona el verme
en el espejo y observar la labor que el tiempo ha realizado en mi cuerpo. Con sesenta y seis años
me considero una persona  relativamente joven aunque un poco evolucionada: en vez de correr, ando;
mi cuerpo pesa demasiado y me canso de cualquier cosa que hago; mi mente tampoco tiene la agilidad
de hace unos años antes.... y me pregunto: ¿Qué pasa?.
Pienso sobre mis años pasados. Han sido bonitos y he hecho muchas cosas; sin embargo siento en mi
interior una intranquilidad de insatisfacción, de que he perdido tontamente mucho tiempo y que mi
vida no es lo que debía haber sido. Siento que mis circunstancias han sido siempre mejores que lo que
yo las he merecido....
No me gusta lamentarme de cosas que ya no tienen remedio: lo pasado, pasado está. Prefiero mirar
hacia adelante. Todavía estoy vivo y tengo ocasión de vivir con más provecho mi vida. Tengo la gran
suerte que, preocupaciones que antes me absorbían como: el trabajo, el qué dirán los demás, el sacar
adelante a mi familia... ahora, estoy jubilado y todo eso ya no me preocupa tanto. Puedo, por tanto,
pensar más en mí mismo, en los temas que ahora más me interesan, en los demás, en todo.
¿Qué pasa?... Las oportunidades de la vida. Y es algo que tienen que seguir pasando. A mí me
corresponde el elegir correctamente una de entre las tantas oportunidades que se brindan en mi vida.
La vida es como una corriente que nos arrastra constantemente. Es como un sin fin de posibilidades
de las que tenemos que elegir constantemente. Se suele decir que "agua pasada, no mueve el molino".
Igualmente, oportunidades no elegidas tampoco tienen que preocuparme demasiado. Lo que me tiene
que preocuparnos realmente es elegir correctamente entre las posibilidades del "AHORA".
Mi vida será según sean la opción elegida ahora y en los siguientes ahoras.
Tengo tiempo de aprovechar lo que anteriormente he desaprovechado y hacer de mi vida una vida
de bien , comenzando  haciendo correctamente la elección de la oportunidad de ahora mismo.